A dónde hemos llegado

Para que Ana Iribar tenga que decir esto.

A continuación reproducimos un extracto del discurso de Ana Iribar en la entrega de los premios Gregorio Ordóñez (son ya 22 años sin Gregorio):

“Querida vicepresidenta, miembros del Gobierno, representantes políticos, ¿creen ustedes que ejercer la política en los años ochenta y noventa aquí en Euskadi era más fácil de lo que ahora es? ¿Creen ustedes que a pesar de la presión nacionalista, de la amenaza directa de ETA, Gregorio Ordóñez restaba tensión a su discurso? ¿Cómo creen que Gregorio fue capaz de sumar y sumar votos para el proyecto político que hoy gobierna en España? ¿Desde el complejo? ¿El miedo? ¿Los prejuicios? Les recuerdo a todos ustedes que Goyo entró en política para generar tensión, no para traer paz y amor. Para eso ya teníamos al PNV y Goyo siempre quiso ser su versión mejorada. El nacionalismo es la guerra, dijo en su día Mitterrand, palabras hoy secundadas por Manuel Valls. Aquí en Euskadi se hizo terrorismo. ¿No creen ustedes que ya va siendo hora de hacer política con una nueva pulsión que empiece por dejar claro cuáles son los intereses de España y sacudirse prejuicios? ¿No creen ustedes que ya va siendo hora de poner en su sitio a los nacionalismos y muy especialmente aquí, en Euskadi, donde el relato de lo sucedido durante cincuenta años de dictadura terrorista se pervierte en favor de los asesinos y sus cómplices? ¿No creen ustedes que ya va siendo hora de dejar claro que éste debe ser un país de ciudadanos en igualdad de derechos y obligaciones y que para ello hay que terminar con los privilegios que los sucesivos gobiernos han ido pactando con los gobiernos nacionalistas? ¿No creen ustedes que este país no puede ser suelo para artesanos de la paz ni de la puntilla belga, ni para mediadores de tres al cuarto que han hecho de la negociación un más que lucrativo negocio?

¿No creen ustedes que hace falta más tensión por parte de este Gobierno para aislar y terminar con listas contaminadas por el proyecto político de ETA, se llamen Bildu se llamen como se llamen? ¿No creen ustedes que si añadieran más tensión suprimiendo no sólo a corruptos, sino también a los herederos de eta-HB-Bildu de listas y organismos estatales y autonómicos, este Gobierno favorecería una atmósfera más descontaminada, por así decirlo, más democrática? ¿No creen ustedes que es necesaria una mayor vigilancia ante los flagrantes casos de enaltecimiento de terrorismo que siguen convocándose en España? Más tensión democrática es lo que necesita este país para enfrentarse a los nacionalismos. No quiero el final ordenado que promulga el Plan de Convivencia del Gobierno Vasco porque entre otras cosas, sólo de sociedades ordenadas surgen banalidades como el chocolate y el reloj de cuco, lo que en Euskadi se resumirá en acuerdos en materia penitenciaria y en planes de reinserción, acercamiento de presos…. Más tensión para poner luz en los más de 300 casos de asesinatos de ETA sin resolver.

Un ruego importante, para terminar. Algunos familiares de víctimas queremos una sola lista, vicepresidenta. Una sola lista en la que aparezcan exclusivamente las víctimas de ETA. Ni vulneraciones de derechos humanos, ni violencia de Estado, ni experiencias traumáticas. Esa ya la hemos sufrido centenares de familias. Todo aquello que defiende el Instituto Gogora vinculado al presupuesto del plan de paz del Gobierno Vasco.

Que no nos hablen de memoria inclusiva. Antes prefiero el reloj de cuco o la puntilla belga. Queremos una única lista con todos y cada uno de los nombres de los ciudadanos inocentes asesinados por ETA en este país. No puede haber dudas al respecto, ni más amnesia moral, ni concesiones. Una sola lista y por supuesto, la persecución implacable de nuestras instituciones contra todos los criminales y cómplices de ETA. El arrepentimiento alemán solo tuvo un nombre, Estalingrado. La derrota, Avranches. Así nos lo recuerda Jankelevitch, importantísimo filósofo francés y amigo de la familia Valls, en su maravilloso ensayo sobre Lo imprescriptible.

Pónganle el nombre que quieran a esa lista siempre que vaya acompañado de la palabra derrota. Derrota de su discurso político, derrota de los asesinos que deberán cumplir íntegra su condena, derrota de sus cómplices, derrota de tanto farsante en pie de paz. Algunos no estamos por la reconciliación inmoral que promocionan instituciones vascas ni por el perdón, eso sólo corresponde a los culpables. Tensión democrática, Sra vicepresidenta.

La dignidad de unos gobernantes se mide por cómo cuidan, honran y respetan a los héroes de la patria, aquellos que dieron su vida por ella o entregaron a sus seres queridos. No parece que el gobierno Rajoy lo esté haciendo bien y lo dice una voz autorizada.

Mi querida e indignada España.



Categorías:Héroes, Terrorismo

Etiquetas:, , , ,

1 respuesta

  1. Excelente y valiente discurso muy lejos de las zarandajas que montan tanto el PP como el PSOE. De ciudadanos no he conseguido tener opinión pero me temo lo peor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: