Empresarios vascos asesinados por ETA: una lección para Cataluña

Sin muchos pequeños actos de cobardía no hubiéramos llegado a donde llegamos

15085188535561

El fragor de lo que ocurre en Cataluña nos impide prestar la debida atención a otras cuestiones de calado y que, en ocasiones, pueden arrojar luz sobre lo que ocurre en esa amada tierra española. Nos referimos al homenaje que este fin de semana se rindió a los empresarios vascos y sus familias, amenazados, extorsionados, secuestrados y asesinados por ETA. Hablamos de 49 empresarios y directivos vascos asesinados, 52 secuestrados y decenas de miles de extorsionados y amenazados. Además del terrorismo, los empresarios sufrieron en los tiempos más duros el desapego social y el amedrentamiento sindical. Se dice pronto. Y esto sólo es la punta del iceberg de cientos de familias aterrorizadas por culpa de la banda terrorista nacionalista.

En uno de los reportajes televisivos sobre este tema aparecía un empresario vasco de los que habían vivido aquellos años y explicaba que la sociedad civil había, en la mayoría de los casos, preferido mirar hacia otro lado, dejándoles a los empresarios y sus familias muy solos. Una triste realidad que hemos preferido olvidar pero que es insoslayable.

Esa triste experiencia, por desgracia, también se puede aplicar a lo sucedido en Cataluña. Cuántos de quienes ahora se lamentan por el punto al que hemos llegado callaron en su día, transigieron, miraron hacia otro lado o incluso se aprovecharon de lo que pensaban que no iba a llegar tan lejos. Por miedo, cálculo, pocas ganas de dar la cara o provecho propio, demasiados en Cataluña han dejado que el nacionalismo fuera adueñándose de su tierra. Si los empresarios hubieran hablado con claridad desde el primer día, rechazando tajantemente el separatismo y apoyando económicamente a quienes lo combaten… Si los periodistas se hubieran negado a sembrar odio repitiendo las consignas de una propaganda falaz y, por el contrario, hubieran sido valientes a la hora de informar de las dinámicas y consecuencias impulsadas por el separatismo… Si las instituciones se hubiesen negado a amparar mensajes de odio y división aún arriesgándose a perder alguna subvención. Si…

Muchos han, hemos, fallado. No hemos sido valientes. Hemos preferido, igual que tantos vascos, no meternos en líos mientras los nacionalistas envenenaban nuestra convivencia. Que nadie se excuse con el recurso a que lo hacían todos, que nadie diga que era culpa de una decisión institucional. La culpa es de todos y cada uno de nosotros, con nuestros hombres y apellidos, que en algún momento u otro no hemos querido enfrentarnos a ese monstruo que destruye todo pueblo del que se adueña y que responde al nombre de nacionalismo. Hemos llegado hasta el desastre en que estamos por miles de micro cobardías y si no hacemos examen de conciencia y rectificamos nuestra actitud, Cataluña y España no saldrán atolladero en el que las hemos metido.

Mi querida y cobarde España

MQETWFACE



Categorías:Cataluña, ETA, Nacionalismo, País Vasco, Sin categoría

Etiquetas:, , , , ,

4 respuestas

  1. Yo también opino que hay que estar atentos a los movimientos e los gobiernos y oposición quizás quieren resolver el problema no atajándolo de raíz, sino por la puerta de atrás, no a la reforma de la constitución para dar ,as privilegios, será la tumba de España más temprano que tarde, los ciudadanos hemos de estar atentos y unido, denunciar y no pasar ni una.

    Me gusta

  2. Si, cierto. Ellos tenían el poder. Políticos, prensa, TV, escuela, los responsables en mayor medida. En el pais Vasco, fue muy perceptible por los asesinatos. Pero en Cataluña, primero fue pasivo e imperceptible. Hicieron penetrar el odio, poco a poco, sin ser nosotros demasiado conscientes. Hace años, en algun momento nos dimos cuenta de que había un grave problema ético en la sociedad catalana. Y cuando fuimos conscientes nos apercibimos que nuestra propa familia ya había sido adoctrinada. Requiere un gran esfuerzo para volver a los cauces. Quitar la escuela y los medios de comunicación públicos que intoxican a la población. Sin olvidar, llamar al orden a los Obispos de la Església. Parte importante de la educación en Cataluña, es de su responsabilidad y los educan en el odio.

    Le gusta a 2 personas

  3. Pues ahí están los vascos capitaneados por el impresentable Urkullu, recogiendo las nueces del árbol que ahora mueven los independentistas catalanes. Y esto no va a cambiar a no ser que suceda algo muy gordo.
    No deberíamos firmar ningún español la nueva Constitución que nos presenten Rajoy y Sánchez, si no se iguala el trato a todas las Autonomías. Ya hemos visto que lo que hicieron en el 78, solo ha servido para llegar a la situación en que nos encontramos, Vascos y catalanes llenos de privilegios pero siempre pidiendo más y chantajeándonos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: