Andalucía: cosas que no cambian (III)

Los medios de comunicación por un lado, la realidad por otro.

Es lo que se percibe, una vez más, con el tratamiento que se da en los medios de comunicación a la exigencia de VOX – muy razonable por cierto – de derogar o al menos no desarrollar mediante dotación presupuestaria la ley de violencia de género andaluza.

Es verdad, que la ley andaluza al ser autonómica y no nacional no tiene efectos tan perversos e injustos como los que provoca la ley nacional, sobre todo en toda lo referido a materia penal. Sin embargo, basta asomarse a la redacción de la ley de 12/2007 en su redacción original (noviembre 2007) o tras su reforma en octubre de 2018 para darse cuenta que uno no está ante una ley que busque proteger a las mujeres, sino ante una ley de carácter ideológico. Algo que queda mucho más patente tras la reforma de 2018.

Es una ley que habla poco de atender a la mujer agredida. Sí, la frase se repite muchas veces pero sin concreción ni medida alguna. Y habla mucho, sí, de reeducar a la sociedad para que abandone una supuesta cultura machista heteropatriarcal que parece ser justifica la violencia contra las mujeres. 

Es una ley injusta porque sólo está enfocada a la violencia contra la mujer y no a otros tipos de violencia, de hecho tras la reforma de 2018 su art. 3.6 define el acoso sexual sólo como agresión del hombre a la mujer, es decir, no cabe lo contrario, Y lo mismo ocurre con el acoso por razón de sexo, sólo cabe del hombre hacia la mujer no viceversa. Una ley, por tanto, que trata situaciones de similares de violencia de forma diferente según el sexo del agresor y la víctima.

Una ley totalitaria y liberticida. Porque que se entromete en todos los ámbitos de la vida: enseñanza media, enseñanza universitaria, deporte, cultura, medios de comunicación,… coartando libertades. Que promueve las cuotas, así es como defienden a la mujer, mediante cuotas y no poniendo en valor a la mujer. Y que establece un sistema amplio y estructurado de adoctrinamiento en la ideología de género.

Finalmente, una ley que abre la puerta a la financiación indiscriminada con dinero público de todo tipo de asociaciones del feminismo radical que promueven una visión negativa, cuasi-criminal, del hombre nociva para la vida en sociedad.

Estas son las maldades que denuncia, con razón, VOX de la ley de violencia de género andaluza. ¿Lo han leído, escuchado, visto en algún medio de comunicación? Salvo alguna – uno o dos – honrosas excepciones no. ¿Por qué? Porque lo medios están a lo suyo a promover el pensamiento políticamente correcto, la ideología de género, la visión “progre” de la sociedad. Y así verán que las noticias pone énfasis en el carácter asistencial y de ayuda a la mujer agredida de estas leyes, cuando desgraciadamente no es a lo que dan más importancia en la ley, y obvian todos los aspectos nocivos de la ley, que son muchos y graves, y no son necesarios para cumplir con el loable objetivo de proteger y ayudar a la mujer.

Pero ya saben, que la realidad no estropee una buena exclusiva. Gracias a Dios lo tiempos van cambiando y cada vez más el español de a pie se informa por otros medios o acude directamente a la fuente, en este caso VOX.

Lo que hace falta, como bien señala VOX – y en 2016 Ciudadanos -, es una ley de violencia intrafamiliar.

Mi querida y desinformada España.



Categorías:Ideología de género, Mujer

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: