Espéranos en el cielo, Saza

160793-620-282Nos ha dejado otro grande: José Sazatornil, que ha fallecido durante esta pasada madrugada en Madrid a punto de cumplir los 90 años y tras sufrir el alzheimer durante la última época de su vida, quizás fuera el último, gran actor cómico que nos quedaba vivo de aquella dorada época del cine humorístico español (o mejor dicho, del cine español a secas). Saza, junto a Alfredo Landa, José Luis López Vázquez, Fernando Fernán Gómez, Toni Leblanc, Manolo Gómez Bur, Agustín González, Rafael Alonso, Paco Martínez Soria, Juanjo Menéndez, Luis Escobar, Gracita Morales, Rafaela Aparicio, Mary Santpere, Cassen, Manuel Alexandre y tantos otros, marcó una época iniciada en la etapa del desarrollismo de los años 60 y que aun pegó sus últimos coletazos durante final de los 90.

Al entrañable Saza le recordaremos especialmente por su papel como industrial catalán en La Escopeta Nacional de Berlanga, o de falangista en Espérame en el cielo –papel que le hizo ganar el Goya-, de guardia civil en Amanece que no es poco, o de cura rojo en Todos a la cárcel; también por su papel en La Venganza de don Mendo, si hablamos de teatro, o en la tele por Tot un senyor -aquella serie de la televisión catalana en la que interpretaba a un director de banco destinado a un pueblo de comarca- o Tercera planta, inspección fiscal en que interpretaba a un inspector de hacienda. El papel de Martínez el facha no le llegó, pese al gran parecido que guardaba con el personaje de la revista El Jueves.

Como Landa, Leblanc y otros, Saza nunca quiso aprovechar su proyección pública para hacer política: “nos debemos al público y en el público hay de todo”. Sin embargo, Saza, todo un señor de Barcelona, siempre se reconoció como católico y un catalán enamorado de España en alguna de sus últimas entrevistas.

Cuando el cine español se está convirtiendo en un pase de modelos, misses y místers sin apenas dotes interpretativas en el mejor de los casos y en una pancarta de izquierda chavista en el peor (subvencionadísimo en ambos, por supuesto) conviene recordar aquel tiempo en que los españoles acudían en masa a las salas para ver las aventuras y desventuras de toda esta gran familia de cómicos que tantos buenos momentos nos hacían pasar. Eran los duros años en que todo un pueblo se levantaba para dejarse de discordias y ponerse a trabajar, porque con su esfuerzo querían reconstruir una España destruida por su cainismo. Y vaya si lo hicieron…

DEP Saza. Gracias por hacernos reír y espéranos en el cielo con el resto de la tropa.

Mi querida y sazatorniliana España



Categorías:Sin categoría

2 respuestas

  1. Descanse en paz. Era todo un caballero.

    Me gusta

  2. No conocía esta faceta persona de Saza. Me alegro mucho de su catolicismo y españolismo. Qué diferencia con las actuales cabezas del cine español. Descanse en paz.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: